Cómo Armar una Tabla de Quesos

Una cita romántica en cuarentena puede sonar bastante loco, pero tal vez para no perder la cabeza en confinamiento, es necesario un poco de locura. Sé que suena ilógico que una soltera dé este tipo de consejos… pero mi romanticismo supera mi estado civil jajaj.

Si estás atrapado 24/7 en casa con tu pareja es normal sentirse cansado de pasar tanto tiempo juntos. Tener citas no parece necesario, pero creeme que en estos momentos lo es mas que nunca. El distanciamiento social será nuestra nueva realidad por los siguientes meses y la idea de ir a un restaurante o algún bar no será plan hasta de aquí mucho tiempo. Recrea estos momentos en casa planeando una cena romántica.

Colguemos Crocs esta noche, saquémosle el polvo al maquillaje y subite a tus tacos preferidos: Esta noche tenés una cita. Explotando mi lado más cheesy (cursi) te comparto unos tips para armar una tabla de quesos, digna de un buen vino para tu velada romántica.

La clave del éxito: Sensación de Abundancia

Las tablas se ven más atractivas mientras más llenas están. Mucho espacio vacío hace que se vea aburrida y sin sorpresas. El truco y regla general para que se vea así es ir de grande a pequeño.

Paso 1: Escoge tu tabla y acomoda los quesos

Escoge quesos duros, blandos, maduros y frescos. Por lo general a mi me gusta colocar 3-4 quesos distintos, no solo por los sabores, sino también por las texturas. También es buena idea cortar los quesos en diferentes tamaños y formas. Podés dejar algunos enteros, otros cortado en triángulos o en cubitos. Jugá también con otros elementos como poner un queso suave como ricota o queso crema saborizado en un bol pequeño. ¡Sé creativo!


Paso dos: colocá las galletas, tostadas, palitos y panes alrededor de tu queso.

Después del queso, vienen las galletas. Al igual que los quesos, elegí galletas que tengan diferentes formas, tamaños y colores para crear variedad. Cuando coloqués las galletas, panes o tostadas en tu tabla, divertite acomodándolas: en forma de abanico, línea recta, apiladas, como más te guste.

Una de las claves para crear una tabla de quesos atractiva es hacer que las cosas aparezcan más de una vez. Coloca las galletas en dos lugares diferentes. Pero… si estás repitiendo un elemento, ¡asegúrese de acomodarlo de la misma manera para resaltar la repetición y crear coherencia en su tabla! Por ejemplo, si el queso manchego está en triángulos en un lugar, también debe estar en triángulos en el otro

Paso tres: coloca tus carnes y fiambres.

Nuevamente, hacé que los fiambres aparezcan más de una vez en la tabla. Formá rosas con laminas delgadas de jamón tipo serrano para aportar figuras divertida. También abanicos de salame o montoncitos de jamón cubo.

Ahora que estás agregando aspectos diferentes a tu tabla y se está comenzando a llenar, tené en cuenta que los mismos elementos no se toquen entre sí o estén cerca.

Otra cosa para tener en cuenta a medida que tu tabla se llena son los colores. Especialmente cuando se trata de los fiambres que pueden tener tonos similares, asegúrate de alejar los elementos del mismo color y tono.

(Hoy yo no tenia fiambres, santa cuarentena, pero le agregué otros elementos)

Paso cuatro: coloca los complementos

Ahora es el momento de la fruta, aceitunas, etc. Es importante romper los sabores salados con un toque de dulzura como las frutas o las mermeladas. Intentá elegir distintos colores, formas y tamaños para mantener tu tabla visualmente atractiva. Algunas ideas: rodajas de manzanas, higos cortados, racimos de uvas, damascos, mermelada de locoto, etc.

Paso cinco: rellena todos los espacios con elementos mas pequeños

Los frutos secos y fruta deshidratada son la guarnición perfecta para llenar todos esos pequeños espacios entre todos elementos de tu tabla. Simplemente deje caer puñados en cualquier espacio abierto.

Finalizá con algunas hierbas verdes para agregar un toque fresco y colorido. Yo utilicé albahaca, pero puede ser romero, tomillo, perejil… rúcula.


Paso seis: disfrutá de tu tabla de quesos ... no sin antes tomarle muchas fotos antes de devorarla.

¿Demasiado pereza para leerlo todo?

Estas son las reglas principales para hacer una tabla de quesos digna de una cita romántica:

  • De grande a pequeño: Acomodar los elementos grandes primero es la clave del éxito. Esto hará que organizar tu tabla sea más fácil y te ayudará crear una sensación de abundancia. No dejar espacios vacíos.

  • El queso no toca el queso, las galletas no tocan las galletas, el pan no toca el pan, etc. Mantené todo separado.

  • Si estás repitiendo elementos en tu tabla, como la misma galleta en dos lugares diferentes, organízalos de la misma manera en cada lugar.

  • ¡No tengás miedo de tirar cosas! Las tablas de queso son casuales y se comen con las manos, y lo último que deseás es una tabla lineal y estilizada. ¡Mantenelo orgánico y sin preocupaciones!

Descorchá el vino y disfruta de una velada romántica, se lo merecen!




  • YouTube

Copyright© 2020 Laura Sofía Serrate. All right Reserved.